Más necesario que nunca

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Central se pide que Frigocarne Máximo Paz Ltda. Reciba la matrícula que precisa para funcionar, ya que “quiere y puede aportar mucho más al abastecimiento, pero también a controlar los precios de los alimentos”.

La CTA Regional Cañuelas-Lobos solicitó que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación otorgue en forma inmediata la matrícula que le permita funcionar a Frigocarne Máximo Paz Ltda., que es una empresa recuperada por sus trabajadores, ubicada en la localidad cañuelense de Máximo Paz.
El pedido al que se sumaron la CTA bonaerense y el Frente Barrial, recuerda que los obreros que recuperaron este frigorífico, “hace mucho que vienen haciendo este reclamo para poder desarrollar todo su potencial”.
Asimismo, hacen hincapié en que, “por su compromiso social, Frigocarne sin Patrón es hoy parte concreta de un ejemplo a seguir en los tiempos por venir”.
Al respecto, recuerda que, “un sector fundamental en estos tiempos de pandemia es el de la producción de alimentos donde, más allá de las grandes empresas, la agricultura familiar y las cooperativas productoras vienen cumpliendo un rol esencial a destacar para evitar el desabastecimiento”.
Y destaca que una de esas cooperativas es Frigocarne, “que en 2004 fue recuperada por sus trabajadores y trabajadoras”.
Por lo que resalta que Frigocarne “quiere y puede aportar mucho más al abastecimiento, pero también a controlar los precios de los alimentos”.
Fue en 2018 cuando el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), le quitó esta matricula a la cooperativa para intentar acabar con esta experiencia autogestionada. “Como todos los esfuerzos solidarios de organización popular, fue ferozmente atacada por las políticas macristas que, además de provocarles cierres, se les revocó la matrícula del matarife abastecedor que les permite comprar hacienda y venderla por sus propios canales”, recordó la CTA Cañuelas-Lobos. Sin esta matrícula, se ven obligados a trabajar con otros matarifes.

Lucha y trabajo

Frigocarne fue recuperada por sus trabajadores durante 2002, después de que quien fuera su propietario presentara tres quiebras seguidas y dejara a los trabajadores en la calle.
Desde entonces, la CTA Cañuelas-Lobos acompaña la lucha de esta cooperativa que en la que se desempeñan más de cien obreros de la localidad que presenta más vulnerabilidad social del partido de Cañuelas.
Al respecto, el secretario de la CTA cañuelense, Mario Micheli, reiteró que es preciso que Frigocarne pueda funcionar plenamente y recordó que los responsables de la situación que atraviesa el frigorífico, “son los sectores que nunca han querido que aparezca una cooperativa de la carne que pueda subsistir”.
Tras lo que fue claro al destacar que “si se recuperó Frigocarne fue por los trabajadores que enfrentaron presiones de las cámaras empresariales de la carne” y cuando sostuvo que “como desde el primer día, la CTA está bancando a Frigocarne”.