Parche sobre parche, el Gobierno Cambiemos va a los tumbos rumbo a su horizonte final ¿Mala praxis o cuestión de clase? ¿Mutación hacia un pacto social en la etapa de desarrollo capitalista en la Argentina pos-Cambiemos? ¿Será mejor atender la tarea de reorganización de la lucha de clases?

De palos para todos a paliativos para pocos.  Una conferencia de prensa con gusto a nada. Megadevaluación, remarcación de precios, ataque al bolsillo y una crisis financiera que amenaza con convertirse en bancaria. Retenciones y renta financiera, hay de donde sacar para compensar lo que perdieron los sectores populares.

A pocos meses de las elecciones generales y sobre el final del mandato presidencial de Macri, el balance del programa económico del gobierno es contundente: aumento exponencial de la deuda externa, fuga masiva de capitales y una situación económico-social insostenible para millones de trabajadores.

A dos semanas de las Paso el Frente de Todos obligó al gobierno a hablar de economía. La propuesta de Alberto Fernández de bajar la tasa de interés de las Leliq para aumentar jubilaciones, generó las reacciones del gobierno y el Fondo Monetario, quienes insisten en una reforma previsional.

La crisis económico-social dejó de ser preocupante. Ya es intolerable y violenta. Más de catorce millones de personas por debajo de la línea de la pobreza y cuatro millones con problemas de empleo, entre desocupados y subempleados. La pobreza alcanza el 32 por ciento. Este escenario, obliga a pensar la salida por fuera de los paradigmas economicistas. La superación de la crisis es política antes que económica.

El Fondo publica informes y previsiones “pesimistas” sobre la economía Argentina. Un nuevo documento en el que pronostica una triple caída: del PBI, de la inversión y el consumo

Más artículos...